miércoles, 24 de junio de 2009

Lo mejor de los 00s - canciones internacionales

En mi opinión, éstas son las 40 mejores canciones internacionales de la década que estamos a punto de terminar, en riguroso orden de preferencia.

He intentado, dentro de lo posible, tener en cuenta los criterios de importancia relativa, impacto en el ámbito musical y relevancia futura. Pero en cualquier caso, el criterio que más he tenido en cuenta ha sido, simple y llanamente, el que se refiere a mis preferencias personales.

Quien disponga de cuenta en Spotify puede escuchar la mayor parte de las canciones de esta lista mediante el siguiente enlace:
http://open.spotify.com/user/avizcaino/playlist/5NjLhq3XJCl5Ms1TzmF23d

Se esté o no de acuerdo con la composición de esta lista, con el orden de las canciones o con las ausencias, creo que merece la pena acercarse a estas 40 canciones, que sin duda forman parte del legado musical de la década.

1
Gnarls Barkley: Crazy


La voz negra y profunda, la producción minimal y efectiva y el sample de spaghetti western: todo en las medidas justas para ofrecer el hit de la década. El videoclip de las manchas del test de Rorschach es admirado y copiado como el clásico que ya es.

2
Franz Ferdinand: Take Me Out


En el centro de la diana al primer intento. Rock de alto octanaje bombeado desde Escocia y enriquecido con aditivos infalibles: guitarras abrasadoras y un estribillo demoledor.

3
MGMT: Time to Pretend


"Esta es nuestra decisión: vivir deprisa y morir jóvenes". Para que luego digan que la gente joven no sabe lo que quiere. Manifiesto vital coreado entre capas y más capas de electrónica con sabor añejo.

4
Primal Scream: Swastika Eyes


Bush, Blair y Aznar estaban equivocados: todas las armas de destrucción masiva estaban aquí. Veloces, tecnológicos y mortales como un cazabombardero.

5
Experience: Aujourd'hui, maintenant


Ya desde la portada del álbum queda claro: rojos e insobornables hasta la muerte. Lo de entregar el mejor riff de guitarra de la década va de propina.

6
Portishead: The Rip


El pausado comienzo parece folk, la hipnótica continuación parece Silver Apples. El conjunto es puro Portishead. Una granada de mano envuelta en terciopelo.

7
MIA: Pull Up the People


Hay quien se toma el mestizaje como unas vacaciones, y hay quien, como este inglesa de origen bengalí, integra los ingredientes (electrónica, ritmo urbano, elementos exóticos) como si los batiera en una termomix. El resultado: rico rico y con fundamento.

8
Hot Chip: And I Was A Boy From School


Echando humo. Te cuentan de cuando llevaban corrector dental y botas de agua sobre un ritmo irresistible, y tus pies ya bailan aunque estés sentado. Y demuestran que la fiesta también puede ser chic y sofisticada.

9
múm: Green Grass Of Tunnel


Desde Islandia, una nana tecnológica y orgánica servida por los más capacitados paisajistas de la indietrónica. Escúchala en silencio y deja que ese susurro te mezca.

10
Beyoncé: Crazy In Love


Los productores de ahora son como los buscadores de oro de antaño, y este sample es una pepita de las grandes que en manos del orfebre adecuado se convierte aquí en la corona de la reina indiscutible del R&B mainstream.

11
The Avalanches: Since I Left You


¿Qué pasa si coges una montana de discos de todo a cien, los sampleas y cogiendo un poco de alli y un poco de allá armas, con paciencia, un puzzle donde solo se reconoce el talento del que recorta y pega? Pasan cosas como esta: una cancion imborrable, un clásico instantáneo.

12
!!!: Pardon My Freedom


Perdonado queda, caballero. El grupo con más admiraciones del revival post-punk rescata el legado de Gang of Four y le da renovado lustre.

13
Hercules and the Love Affair: Blind


Muestra fehaciente de por qué nunca hay que esconder demasiado la bola de espejos. Disco-pop de alto contenido energético con Antony en plan diva total, como debe ser.

14
CSS: Music Is My Hot Sex


Como Dunga o Mauro Silva, parecen europeos pero son brasileños, y como tales les gusta darle alegría al cuerpo. Otros habían declarado su amor a la música: ellos se la llevan al huerto.

15
The Hidden Cameras: Ban Marriage


El lider de la banda lo define de la siguiente manera: "gay church folk music". Si lo lee Rouco le da algo... o se pone a bailar, quien sabe. El muro de sonido aplicado al pop epico con mayusculas.

16
Björk: Pagan Poetry


Otro videoclip de impacto para una Bjork entregada a la causa indietronica. Arpas y cajas de musica se entrelazan y tejen el tapiz en que la islandesa escribe poesia pagana con aguja y sangre.

17
Kanye West: Diamonds from Sierra Leona (Remix)


Quién le hubiera dicho a Bond, James Bond, que uno de los mejores títulos de apertura de sus películas acompañaría tiempo después a esta inspirada canción-protesta-hip-hop. Kanye West sabe: con Shirley Bassie de acompañante sólo se puede ganar.

18
Belle And Sebastian: Another Sunny Day


Puede que transcurra regular, y termine en catástrofe, pero un día que amanece soleado te suele alegrar la vida y quieres que sea un buen día. Y si en el despertador ha sonado esta maravilla, pues eso que te llevas.

19
LCD Soundsystem: Daft Punk is Playing at My House


¡Enchufado! ¿Y por qué no en la mía? Cuando la estrella del dúo francés llevaba ya un tiempo declinando, Mr. Murphy y sus huestes los reivindican en el título del single estrella de su álbum de debut. No son los únicos homenajeados, empero. ¿Jugamos a encontrar todas las referencias?

20
The Strokes: 12:51


La hora H. Puede que el segundo disco no tuviera el impacto del primero; puede que ya no contaran con el factor sorpresa. Pero con este hit indiscutible conquistaron a la prensa, a los aficionados, a los publicitarios... conquistaron el mundo.

21
TV On The Radio: Wolf Like Me


A toda velocidad... Guitarras ruidosas, teclados sulfurosos, aullidos a la luz de la luna llena. Licantropía contagiosa. Únete a la manada...

22
Moloko: The Time is Now


Para el listo que haya vuelto a guardar la bola de espejos... La voz alienígena de Roisin Murphy se nos presenta envuelta en exquisitas cuerdas. La disco music y el sonido Philadelphia revisitados con irónica reverencia.

23
Devendra Banhart: Santa Maria da Feira


"Mi cesta llena de moras... son para ti". Y mientras te comes las moras, Devendra te mece con su poesía hippie y desenfadada. Una píldora de optimismo naïf para estos tiempos de crisis.

24
Burial: Ghost Hardware


Suena en los auriculares y te imaginas un futuro tecnológico, multiétnico, oscuro, atractivo y un poco peligroso. Blade Runner, Neuromante... y Burial como colofón (por ahora) de la progresión lógica.

25
Fischerspooner: Emerge


Probablemente uno de los mayores "one hit wonders" de la década. El que hayan conseguido mantener el foco sobre ellos contando solamente con este solitario momento de gloria habla a las claras del calibre de este torpedo rompepistas.

26
Leila: To Win Her Love


Declaraciones de amor anotadas en los márgenes de esta tesis doctoral (summa cum laude, por supuesto: estamos hablando de Leila) del sonido sintético.

27
Broadcast: Come On Let's Go


Cinco admiradores de una rareza musical de 1968 se conjuran para recuperar un sonido incomprendido en su día y ponerlo en el mapa musical del siglo XXI. Broadcast reivindica el legado de United States of America con el fervor del creyente, la aplicación del alumno aventajado y la sabiduría del heredero espiritual.

28
Animal Collective: My Girls

Le ponen el plural y nos regalan la piedra preciosa que hubieran firmado The Temptations si la Motown, en lugar de en Detroit años 60, hubiese despachado hits desde otra coordenada espacio-temporal. Pongamos, alguna luna de Saturno en el año 3000. Emocionante y marciana a partes iguales.

29
Coldplay: Viva la Vida


Dice Umberto Eco en la introducción a su libro El superhombre de masas: "Ha habido quien, tras la proyección de Love Story, ha dicho que haría falta tener un corazón de piedra para no echarse a reír ante el caso de Oliver y Jenny. La ocurrencia, como todas las paradojas de tono wildiano, es soberbia. Pero por desgracia no refleja la realidad. Efectivamente, sea cual sea la disposición crítica con la que se vaya a ver Love Story, haría falta tener un corazón de piedra para no conmoverse con ella y echarse a llorar. Y aun teniendo un corazón de piedra, probablemente no podríamos librarnos de pagar el tributo emotivo que exige la película. Y ello por una razón sencillísima, a saber: que las películas de este tipo han sido concebidas para hacer llorar. Y por lo tanto hacen llorar. No puede uno comerse una peladilla y pretender -sólo porque se posee una vasta cultura y un fuerte control de las propias sensaciones- que sabe salada". Pues eso...

30
Missy Elliot: Get Ur Freak On


Missy Elliot encadenó a principios de la década dos hits mayúsculos: "Work It" en 2002 y el tema que nos ocupa el año anterior. Cualquiera merecería estar en esta lista. Puestos a elegir, quedémonos con "Get Ur Freak On", que tiene mejores arreglos y un poco más de mala leche. Niña, esa lengua...

31
Yo La Tengo: You Can Have It All


Desde que Mozart lo popularizara en La flauta mágica, el "pa pa pa" es un género musical en sí mismo. Yo La Tengo lo llevan a un nivel de excelencia superior en esta canción, demostrando de paso que "accesible" no es sinónimo de bobo y facilón. Una miniatura de orfebrería pop. El maestro de Salzburgo estaría orgulloso.

32
Lamb: Gabriel


El trip-hop entraba en la década en mala forma y con peor fama. Aun así, todavía era capaz de ofrecer cositas nocturnas y ensoñadoras como ésta.

33
Herbert: It’s Only


Demostración irrebatible de que el microhouse, aun habiendo sufrido mutaciones de ADN en la escala micro, en manos de Matthew Herbert sigue siendo pura y genuinamente house en la escala macro.

34
Squarepusher: Tommib


Tanta gente se ha subido en el coche rojo que ya no se cabe. Mejor quedarse en el museo de arte contemporáneo y admirar la pequeña maravilla impresionista que han colgado junto a las obras mayores (o menores, depende del punto de vista) de Erik Satie y Brian Eno.

35
The Streets: Let’s Push Things Forward


Mejor nombre, imposible. Tres décadas de música urbana británica confluyen aquí: hip hop, ska, jungle, breakbeat, todo cabe en esta amalgama de metales fluidos que nos informa de la temperatura de las calles en los albores del siglo XXI.

36
Fever Ray: If I Had a Heart


Quizás la más veterana de la nueva ola de mujeres que juegan con máquinas. Quizás la de más talento. Quizás la mejor. Usa su voz como una fuente sonora más y la convierte en coros celestiales o lamentos del averno, encogiéndonos el corazón en todo caso.

37
Goldfrapp: Lovely Head


Durante los últimos diez años hemos conocido varias versiones de Goldfrapp, pero nos quedamos con la primera, la que vociferaba ante el vocoder en el Sónar 2000 para arrancarle alaridos como de alma en pena, la que nos puso los pelos de punta con su pop electrónico crepuscular.

38
Rebekah del Rio: Llorando

Solamente vuelvan a ver "Mulholland Drive" y déjense traspasar por este torrente de voz a capella. Como una ola de fuerza y luz.

39
Sigur Ros: Staralfur

Uno de los grupos que más opiniones encontradas suscita: o bien se les ama con fervor, o bien provocan indiferencia cuando no manifiesto rechazo. Su errática trayectoria parece haber aumentado el número de adscritos a la segunda categoría, pero su expansivo debut discográfico a escala internacional contenía temas tan inspirados como evocadores, con un pie en el clasicismo, otro en el post rock, y muchos otros pies en otros tantos terrenos, algunos un tanto pantanosos. En cualquier caso, Sigur Ros puede hacer suya la famosa frase del Quijote: "ladran, luego caminamos".

40
Maps: You Don’t Know Her Name


En español no tenemos una palabra que equivalga exactamente a la inglesa "neglected" aplicada al mundo de la música. A pesar de contar con una estimable atención y unas críticas más que elogiosas, el pop detallista, ruidoso y emocionante del album de debut de Maps mereció mejor suerte, y esta maravilla lo demuestra.

1 comentario:

Laura dijo...

Me quedo anonadada con tu prosa: por eso me enamoré de ti :-)